Los reyes de la casa

Ya sabíamos que son el mejor amigo del hombre. Los tratamos como si fuesen uno más de la familia y nos hacen más felices.